lunes, 7 de marzo de 2011

FRAGMENTOS DE UN DISCURSO MATEMÁTICO, Pablo Amster

Fragmentos de un Discurso Matemático, Pablo Amster. Ilus. Juan Balaguer. Fondo de Cultura Económica de Argentina S.A. 2007. 175 pp, US$ 30 (aprox.).

Me resulta muy grato poder escribir sobre este libro, pues me causó una enorme sorpresa el leerlo. En una visita habitual a la librería del Fondo de Cultura Económica de Comandante Espinar (a media cuadra del Óvalo Gutiérrez, en Miraflores), revisando textos, en el 2008, me topé con este libro. Al darle una ojeada, me pareció interesante por los temas que abordaba, vistos, al parecer, de forma ágil y fácil de entender. Pensé: "parece tener ejemplos idóneos para transmitir ideas matemáticas complejas en el aula". Así que decidí comprarlo. Al llegar a casa, revisándolo con más cuidado, observé que algunos de los temas tratados son más que muy interesantes: el conjunto de los números naturales, los infinitos, el problema del límite y el continuo, las secuencias azarosas, los logaritmos, etc.

Lo que hace el texto más atractivo es que Amster explora algunas de las relaciones que existen entre las matemáticas y una gran variedad de otros discursos, que forman la compleja trama del pensamiento humano, como la literatura, el psicoanálisis, la historia, la filosofía, la música y los juegos de azar. Acompañan a este recorrido una pluralidad insospechada de voces como Fibonacci, Poincaré, Russell, Leibniz, Borges, Eco, Poe, Kafka o Bach.
Resulta sorprendente, además, el estilo empleado por Amster en este texto, realmente fuera de de cualquier previsión posible. Gratificante para quienes amamos la literatura casi tanto como a las matemáticas. Al igual que Dios creó los Números, este libro tiene la peculiaridad de poderse leer, no como una secuencia ordenada de capítulos, sino tomar la información necesaria en el momento propicio, según el gusto o necesidad del lector. Sin embargo, es importante leer el texto completo para comprender la propuesta del autor, hecho sencillo pues el libro no tiene muchas páginas.

Es un libro que recomiendo, pero debo mencionar que sería ideal que, quien lo lea, esté prepaprado para enfrentar con buen ánimo la sorpresa de un estilo poco común para un texto que aborda temas matemáticos y la constante intervención de Borges entre sus líneas. En lo personal, me gustó mucho.
Publicar un comentario